Por suerte o por desgracia, la movilidad internacional es un tema que está a la orden del día.
Ya sea por trabajo, amor, deseo personal o cuestiones sociales, tomar la decisión de encauzar nuestra vida en otro país se ha convertido en algo tan rutinario como un cambio de domicilio. Es por ello que hemos decidido crear esta pequeña guia sobre cómo facilitar la vida fuera de tu país.

Salir de tu país como razón social

Es cierto que entre las muchas razones que pueden causar el que busques la vida fuera de tu país hay una especialmente delicada. Puedes buscar un periodo de desconexión personal, una visita familiar o el hecho de querer experimentar dentro de una cultura diferente. Ninguna de estas razones tiene el peso que supone abandonar tu país en busca de oportunidades y por necesidad económica.

En esta situación, todo apoyo es poco. Ante ti se abre un enorme campo lleno de incertidumbres y con mucho, mucho trabajo por realizar.

Eligiendo tu destino

Cuando piensas en la vida fuera de tu país has de tener varios aspectos bajo control. Buscaremos habitualmente países con cultura similar en los que sentirnos cómodos y de integración sencilla. Buscamos que la adaptación no suponga un sobre esfuerzo sobre los que ya tenemos presentes.

En caso de un país como España, la tendencia es simple: Buscamos un país con un nivel de vida superior que nos permita conseguir trabajos bien remunerados. La cultura propia preferentemente occidental, abierta y actual.

Lo destinos favoritos escogidos por un español para vivir fuera de su país son, desde luego, europeos. Alemania, Holanda o Dinamarca son algunos de los países más buscados.

El trabajo como primer paso

Esencialmente, el primer paso para vivir fuera de tu país pasa siempre por la obtención de un puesto de trabajo. Si posees una especialización profesional será más sencillo conseguirlo, pero es igualmente posible con unos estudios más humildes. ¡No desesperes!

A la hora de buscar trabajo será de gran ayuda contactar con páginas u organismos que se dediquen a tal tarea. Escríbeles, cuéntales tu situación y el tipo de puesto deseado. Existen multitud de páginas útiles, como la hispano-holandesa Trabajo en Holanda o la alemana Tu trabajo en Alemania . Estas páginas son muy útiles para ayudarte a establecerte en tus primeros pasos por lo que son muy recomendables.

La opción de buscar en ETT’s que puedan existir tanto en España como en dichos países también existe. Eso si, no olvides que deben ser verificadas y fiables. Confía en la experiencia de quien pueda haber realizado estos pasos antes que tú.

La vivienda, imprescindible

Casi tan importante como un buen trabajo es el disponer de una vivienda aunque sea de caracter temporal. La vida en España es bastante económica comparada con la de otros países europeos. Por eso es fundamental tener este factor en mente a la hora de plantear la vida fuera de tu país.

Mientras que la vivienda de alquiler en España puede rondar los 600€/mes, la vivienda europea puede superar los 1000€. Esto es muy a tener en cuenta cuando vienes sin un trabajo ya entre manos. Te recomendamos que, a menos que no te sea posible, condiciones la vivienda al trabajo que puedas obtener. Es más fácil buscar y conseguir vivienda en los alrededores de las ciudades. Serán más económicos, y el transporte valdrá la pena por la diferencia de precio. Simplemente, deberemos buscar la oferta adecuada.

La opción de habitaciones de alquiler también es una posibilidad. Eso si, debes tener cuidado con las estafas. Hay mucha gente con ganas de sacar partido fraudulento a las necesidades de la gente. Todo debe realizarse por contrato, y si es posible, en persona.

La experiecia es importante

Pocas personas podrán darte mejor consejo que alguien que haya realizado esos trámites primero. Busca asociaciones de españoles en en el extranjero, particulares o agencias de trabajo verificadas. Verás que el apoyo recibido de primera mano es fundamenteal, sobre todo si viene de alguien de confianza. El poder dar pasos sobre seguro es esencial en estos lances.

Si dispones de contactos cercanos que hayan vivido o aún vivan en el país de destino sería ideal. Pueden asesorarte en todos los anteriores temas y allanar el terreno para que tu inmersión en el entorno sea la mejor posible. Esta manera garantizas una guia cercana y accesible en estos momentos en los que un consejo cercano puede redirigir cualquier situación.

Ayuda de tu embajada

La vida fuera de tu país es siempre complicada, pero siempre puedes aprovechar la seguridad y opciones que te ofrece tu país. La embajada es una manera directa de contactar con personas que pueden aconsejarte y guiarte en algunos aspectos concretos.

No dudes en visitarla y conocer todos los servicios que puede brindarte. No sirve para todo, pero sus ventajas siempre son de agradecer.

Compartir
Artículo anteriorLa era del Ecodiseño
Artículo siguienteEl poder de la sonrisa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here