Las grullas de papel hoy en día tienen un significado de suerte y de recuerdo y eso proviene sobre todo de una historia bastante cruda de Eleanorr Coerr, escrita en 1977. Cuenta la historia basada en hechos reales de Sadako Sasaki, una niña que a la edad de tan solo 8 años tuvo que vivir la cruda realidad de una guerra en su país natal, Japón.

HISTORIA DE LAS GRULLAS DE PAPEL

La historia de Sadako es un poco cruel, ella vivía cerca de la ciudad de Hiroshima por lo que las bombas  cayeron justo a unos kilómetros de distancia cuando todo sucedió. Sadako no mostraba ningún signo diferente tras el hecho, su madre no vio nada extraño en el momento en que ella volvió tras salir a jugar con sus amigos y verla por la ventana.

Esa misma tarde ambas se vieron atrapadas por una turbia humareda negra por lo que no pudieron moverse de casa pero todo transcurrió normal..hasta que llegó el año 1954. Fue entonces en ese año cuando Sadako empezó a encontrarse mal, sus pulmones no estaban trabajando bien.

A Sadako le gustaba competir y correr, pero últimamente cuando lo hacía notaba como desfallecía en el intento, se mareaba..aunque al principio todos pensaban que formaba parte del sol o de comer poco, ya que tras la guerra pasaron bastante hambre, pronto se dieron cuenta de que todos estaban desarrollando la «enfermedad de la bomba atómica».

ENFERMEDAD DE LA BOMBA ATÓMICA

Se trata de una enfermedad que tienen las personas que han estado en un proceso similar, y que muchas veces desembocaba en tener una enfermedad mucho más grave, como la leucemia. Y ese fue el caso de Sadako, quien tenía esa enfermedad.

sadako-grullas de papel

Sadako fue ingresada en ese mismo año en el hospital, donde conoció a otras chicas y chicos jóvenes que también tenían la enfermedad pero la espera durante su enfermedad era larga.

Sadako tenía una amiga desde muy pequeña, Chizuko, quien había sido la primera que había ido a visitarla al hospital y ella le dijo que cerrara los ojos que tenía una sorpresa para ella: cuando los abrió, vio unas piezas de papel y unas tijeras y de pronto dobló el papel rápidamente sin que Sadako tuviese tiempo de alcanzar la técnica y le hizo una grulla de papel con la que le contó una leyenda.

Desde hacía mil años se decía que si conseguías realizar mil grullas de papel durante toda tu vida se te concederían los deseo que quisieras y le aliviarán de todos los males, y fue ahí cuando Sadako consiguió su primera grulla.

A partir de ese momento Sadako vivía por y para las grullas. Las enfermeras del hospital no cesaron en el intento para que Sadako hiciese todas las posibles.

DESEO DE SADAKO

El deseo de la adolescente de 12 años era curarse de la leucemia, por ello comenzó a hacer los famosos tsurus. Sin embargo, murió antes de terminar los mil.

Sadako dejó 644 grullas de papel, pero sus amigos del hospital decidieron terminar su labor.

En honor a Sasaki, en Hiroshima se construyó una estatua donde aparece ella con una grulla en su mano. Dicha escultura se encuentra en el Parque de la Paz en dicha ciudad.

Cada 6 de agosto, miles de niños de todo el mundo mandan sus grullas, hechos a mano, a esta ciudad para que los coloquen en dicho espacio y a la vez, mandar el mensaje de paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here