Cuba

Cuentos cubano como el isleño es un personaje muy recurrente dentro de la literatura cubana. De hecho, igual que NYC es conocida también como la Gran Manzana, Cuba es también asociada al término La Isla.

¿Y quién es el isleño? Cuando pensamos en la personalidad cubana, enseguida nos viene a la mente un carácter optimista, alegre, despreocupado, ingenioso, que se toma las cosas con calma (tal vez por influencia de los anuncios publicitarios de bebidas espirituosas)…Bien, pues el isleño es ese personaje de la picaresca cubana que encierra alguna de estas características expresadas en un argot popular y desenfadado. 

Muchos cuentos cubanos se hacen eco de este personaje que de una forma u otra logra sacar al lector una sonrisa de complicidad. Uno de ello es por ejemplo la vaca Cebú, un relato que refleja las virtudes y defectos del isleño. La historia se ubica en la época de las «vacas flacas» del gobierno de Menocal, en la campiña cubana. Un isleño acude a pedir trabajo a un lugareño, quien solo puede ofrecerle ordeñar a unas de sus vacas cebú, para que saciara la sed y hambre. El hombre le entrega al isleño un cubo y un banco para que pueda hacerlo, al tiempo que le advierte de las malas pulgas del animal.

Tras unas horas el hombre, preocupado al ver que el isleño no regresa, se acerca al lugar donde tiene a sus vacas, cuando lo ve venir de lejos con el cubo que le dio rebosante de leche. En su asombro el hombre le pregunta al isleño «¿Qué pasó, isleño?». Este solo respondió: «Oiga, guajiro, ordeñarla me fue fácil. ¡Trabajo fue el que me costó sentar a la puñetera vaca en el banquito para ordeñarla!».

Y este es sólo uno de los muchos cuentos en los que podemos encontrar la figura del isleño. Algunos de estos los podemos encontrar el la tienda de ebooks cubanos: cubalibros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here