¿Cansada de las lágrimas y la resistencia cuando se trata de cepillarse los dientes? Hemos hablado con la clínica dental Beltrán y sus expertos en odontopediatría y nos dan algunos tips para que el cepillado sea una diversión.

Explicar la importancia de la atención dental adecuada no es suficiente para alentar a los niños a dejar de divertirse y los juegos para cuidar sus dientes. Sin embargo, es posible llevar el juego al cepillado.

Si crees que estás ocupado, trata de ser un niño. Además de la escuela, las actividades y el tiempo en familia, están aprendiendo cómo cuidarse a sí mismos y a los demás de nuevas formas todos los días.

Una de esas habilidades necesarias para la vida que todo niño necesita aprender es cepillarse los dientes tal y como revelan los dentistas en odontopediatría.

Ayudar a tu hijo a acostumbrarse a cepillarse dos veces al día durante dos minutos no es una pequeña hazaña, pero un poco de creatividad puede recorrer un largo camino cuando se trata de su salud dental a largo plazo.

Con la ayuda de la odontopediatría conseguiremos una atención temprana con lo que lleva a una prevención de salud bucal infantil.

Odontopediatría

Hazlo especial

Deja que tu niño escoja su propio cepillo de dientes. Tal vez un modelo de Batman o Hello Kitty harán el truco.

También puedes encontrar kits con pegatinas que permiten a los niños diseñar sus propios cepillos de dientes.

Como recomienda los dentistas de odontopediatría, elije un gran sabor de pasta de dientes. ¡Piensa más allá de la menta! Hay muchos sabores excelentes disponibles para los niños, como la fresa, la sandía, la baya y el chicle.

Finalmente, los dentistas infantiles dicen que es aconsejable cepillar tus propios dientes con tu hijo. Recuerda que los niños imitan las conductas de los adultos.

Ponte una canción favorita y usa tu cepillo de dientes como micrófono. Luego, haz muecas en el espejo. ¡Le encantará!

Tienes 5 minutos de diversión

No te limites a configurar un temporizador y supervisar ¡Haz una fiesta de cepillado dos veces al día durante dos minutos!

Otro de los consejos de odontopediatría es Intentar leer una historia de 2 minutos usando todas tus mejores voces.

Hagas lo que hagas, sé creativo y cambia las cosas, para que así el tiempo de cepillarse los dientes siempre sea un buen momento.

Comienza una rutina y síguela

Es posible que sientas la tentación de dejar que tu hijo deje de cepillarse después de un largo día o cuando su horario normal está apagado (como las vacaciones), pero continúa.

Como nos los expertos en odontopediatría de la clínica Beltrán, cuanto más se cepille, más fácil será asegurarse de que tu hijo lava dos veces al día durante dos minutos sus dientes.

Odontopediatría papá

Jugar juegos

Dale a tu hijo un cepillo de dientes para jugar. Deja que cepille los dientes del peluche o de la muñeca mientras se cepilla los suyos.

  • Utiliza expresiones que llamen la atención de tu pequeño. Como, por ejemplo: «¡El diente número ocho está limpio y brillante!» Luego, puedes ser un entusiasta “¡Woohoo!»
  • Descargue una aplicación divertida. ¿Conoces «Brush DJ»? Reproduce dos minutos de música (el tiempo recomendado para cepillar los dientes) mientras que el cronometro corre contra el reloj para obtener una boca limpia antes de que se acabe el tiempo.

Elabora una historia

¿No has encontrado una historia o personaje para inspirar a tu hijo? Crea el tuyo propio. Tu hijo podría ser el único superhéroe que puede eliminar a los malos que causan caries.

Recompensa buena conducta de cepillado

¿Qué motiva a tu hijo? Si es calcomanías, haga una tabla de recompensas y permite que agregue una cada vez que cepille.

Si él es un pequeño lector, deje que elija la historia de la hora de acostarse. Tal vez sea tan simple como pedir ver esa sonrisa saludable, decir «Estoy muy orgulloso de ti» y seguir con un gran ¡choca esos cinco!

Si nada más funciona, está bien ofrecer recompensas. No lo veas como un soborno. Incluso los adultos son recompensados ​​por las buenas elecciones: por ejemplo, obtener un cheque por venir a trabajar.

No hay necesidad de un premio elaborado; Un poco de algo para proporcionar motivación será suficiente.

Con un poco de creatividad, tu hijo puede llegar a tener ganas de cepillarse los dientes.

Alentar buenas prácticas dentales no tiene por qué ser una tarea que todos odian. ¡Conviértelo en una parte favorita del día!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here