belleza de la piel

La verdad es esta. Puedes causar mucho daño a tu piel, de hecho, muchas “lesiones” de la piel del rostro se producen cuando intentamos mejorarla.

Para conseguir la información necesaria para cuidar tu piel hemos contado con dos grandes expertos del cuidado de la piel y la belleza. Una estilista y una dermatóloga para explicar los malos hábitos más comunes que nos impiden mejorar nuestro cutis y conseguir cuidarlo a la perfección.

Lo primero que debes tener en cuenta es que estos cuidados no se tratan de tu piel, sino de ti.

  1. Recordatorio: Aunque te los creas, no eres esteticista no dermatólogo, así que a menos que sí lo seas, no deberías jugártela con las espinillas, con los pelitos encarnados o con cualquier otra cuestión de limpieza en la piel de tu cara. Este es uno de los ataques más fuertes que le puedes hacer a tu piel, y puede tener efectos permanentes.Cuanto más presionas y manipulas las irritaciones de poros o granitos, más inflamación creas debajo. El resultado son pequeñas cicatrices o manchas en la piel que pueden durar meses, si no para siempre.
  2. Exfoliante: Aunque exfoliar sea bueno, tu piel no puede asimilar demasiado. ¿Nuestro consejo? Usa un buen exfoliante facial o un ácido exfoliante con moderación. Si necesitas algo intensivo se puede usar siete días y dejar siete días de descanso. Durante los días en que no lo estás utilizando, nutre las nuevas células sanas con una gran crema hidratante adecuada para su tipo de piel.
  3. Lavar demasiado: Lavar la cara demasiado también es algo que va a afectar a al salud y la belleza de la piel. La piel, y más la de la cara es un órgano súper delicado así que debes saber qué le pones encima y con qué frecuencia.  Evita los jabones duros que quitan los aceites naturales de la piel. Si te pasas de lavar la piel vas a conseguir que se agriete y que se seque, haciéndola más propensa a coger infecciones e irritaciones como el eczema, además de marcar antes las líneas de expresión y las pechas arrugas.

Busca limpiadores que hidraten tu piel y que limpien suavemente manteniendo el equilibrio de tus aceites naturales, es una gran ayuda para la belleza de la piel.

  1. Usar los mismos productos durante todo el año.

Tu piel necesita cosas diferentes cosas en cada temporada. Cada cambio de temporada deería servir para evaluar los productos que usas y el estado de tu piel.

Aquí tienes algunas recomendaciones.

  • Invierno: Hidratación y mantener la piel humectada.
  • Primavera: Limpieza profunda de los poros y exofliantes para revivir la piel de la sequedad invernal.
  • Verano: Proteger del sol y antioxidantes que protegen tu piel. Los productos deben ser más ligeros en primavera y verano, ya que hay más humedad en el aire.
  • Otoño: Aumenta la exfoliación para reparar la piel del daño solar en verano.

 

  1. Tirar/forzar la piel de alrededor de tus ojos. Esta piel es la más delicada de tu rosto, y la primera en mostrar los signos de envejecimiento, así que ten cuidado con ella!

Tirar de la piel del ojo para ponerte tu contorno, o para ponerte el delineador o frotar de manera agresiva para eliminar el maquillaje no ayuda a la belleza de tu piel. Todo esto desgasta las fibras de colágeno y la elasticidad, causando líneas visibles y arrugas. Aplica tu maquillaje/crema/desmaquillante con el dedo anular y un suave movimiento de palmada.

  1. Bronceado/ no usar protección solar. No es ningún secreto que tomar el sol es casi lo peor que puede hacer a su piel. Todo bronceado, incluso uno ligero, es un signo de daño en la piel. Con la exposición repetida a la radiación UV y el bronceado también causa signos de envejecimiento de la piel, como arrugas, y el tono desigual.

En cuanto a la protección va, usted debe tomar precaución diariamente para prevenir las arrugas y cáncer de piel. «Cada día del año, llueva o haga sol, los rayos UV dañinos afectan a tu piel. Protégete a diario. Asegúrate de que su crema hidratante contiene un protector solar, por lo que sólo es necesario aplicar un producto. No olvide, el mejor producto anti-envejecimiento en el mundo es protector solar.

  1. Fumar: Como si necesitaras otro incentivo para dejar de fumar: Afecta mucho a la belleza de la piel. Tu rostro te lo agradecerá un montón. Además de causar envejecimiento prematuro y arrugas, estás poniendo en peligro su salud. Fumar es muy malo, para tu salud y para tu belleza.

 

  1. Negligencia: No cuidar de tu piel, como si fueran tus dientes o tu cabello, es un pequeño maltrato que te haces a ti mismo. Pero sólo la limpieza no va a cortar: Lavarse la cara por la mañana no es suficiente para satisfacer su cuota de cuidado de la piel, la piel requiere hidratación diaria, protección solar diaria y monitoreo anual para detectar cualquier problemilla. No hay excusa para descuidar su salud al omitir el examen».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here