Hoy vamos con nuestra sección de noticias de salud, en la que os traemos los mejores consejos y noticias acerca de todos los beneficios de cuidarse.

Aquí tienes cinco sencillos trucos para conseguir una mejor sonrisa de apariencia más joven.

Una sonrisa es a menudo lo primero en lo que reparas de una persona. Ilumina tu cara cuando sonríes y te hace mucho más atractivo. Algunos incluso piensan que una sonrisa puede ralentizar el paso del tiempo o incluso hacer que el reloj vaya hacia atrás.

Un estudio de 2011 determinó que la gente encuentra a las caras sonrientes mucho más atractivas y juveniles, incluso tres años más jóvenes cuando sonríen.

Pero, ¿Qué pasa si no tienes una sonrisa de ensueño, de esas que iluminan la habitación, una sonrisa de Hollywood?

Décadas de masticar, moler y sorber a través de los dientes pueden dejarte una sonrisa “normalita” o incluso fea, admitámoslo. También hacer retroceder las encías y amarillear los dientes envejeciendo tu sonrisa.

Por suerte, hay un montón de pequeños gestos que pueden ayudarte a preservar y proteger tu sonrisa.

 

1 Sin azúcar.

La boca seca es un efecto común a medida que envejecemos. Hay muchos medicamentos que causan este efecto como secundario, como lo utilizados para la incontinencia y la presión arterial. Estos medicamentos causan que nuestra boca cree menos saliva y es también una mala noticia de salud dental ya que la saliva es lo que ayuda a prevenir la caries y las infecciones en la boca.

Se recomienda masticar chicle sin azúcar o chupar, no morder, caramelos sin azúcar para mantener la saliva en tu boca. También son una gran alternativa a los dulces y las bebidas azucaradas, que poco a poco van comiéndose tu preciado esmalte dental.

También ten cuidado, porque los productos sin azúcar a veces afectan al estómago.

 

2 Evita las manchas

Los dientes manchados te hacen parecer más mayor instantáneamente. A medida que envejecemos, nuestros dientes se vuelven más oscuros. A medida que envejecemos, la parte interna del diente comienza a contraerse, mientras que la cantidad de dentina – que es amarillenta – aumenta. A medida que el esmalte se desgasta, vamos viendo la dentina.

Gran parte de la culpa de esta mala noticia de salud la tienen nuestras dietas y opciones de estilo de vida. El vino tinto, algunas bebidas carbonatadas, el café y los tés pueden causar manchas en la superficie. «Cualquier cosa que pueda manchar una alfombra te manchará los dientes», tómalo como ejemplo.

Pero si no puedes prescindir de tu taza de café o té por las mañanas, intenta el cambiar del té negro a los verdes o de hierbas que manchan menos. Y aunque una solución podría parecer lavarse los dientes inmediatamente después, es mejor enjuagarte con agua y dejar al menos 30 minutos antes de cepillarte para proteger tu esmalte.

 

3 Reduce tus picoteos

No es una noticia de salud nueva decir que sabemos que un snack a media mañana es casi un regalo del cielo. Pero puede ser malo no solo para mantener la línea, también para tu salud oral. El típico snack de papas y coca cola puede mantener tus niveles de ácido en la boca altos durante todo el día. Obviamente estos snacks están llenos de azúcar, pero también el pan y los cereales. Producen azúcares que rompen tu esmalte dental. Rompe también con los caramelos y chuches, que son, literalmente como bañarte los dientes en azúcar. Se debes merendar o almorzar, considera el apio o el pepino como grandes aliados para tu salud dental.

 

4 Blancos y brillantes

A medida que envejecemos y nuestro esmalte se va haciendo cada vez más fino, perdemos también el maravilloso color nácar de nuestra sonrisa. Dependiendo de lo que pretendas conseguir y cuánto quieras gastar, hay una gran variedad de productos de blanqueamiento en el mercado que pueden ayudarte a conseguir unos dientes varios tonos más blancos. Hay tratamientos que puedes hacer en la comodidad de tu casa, y otros, como el blanqueamiento Zoom que puedes hacer en la clínica para conseguir unos dientes más blancos en menos de una hora. Lo mejor es hablar con tu dentista antes de usar cualquiera de estas opciones y decidir qué es mejor para usted. Los tratamientos a veces pueden causar sensibilidad e irritación de las encías, por lo que siempre debes hablar con tu dentista antes de hacerlos.

 

5 Lucha contra la inflamación.

Una de las noticias de salud que debes tener en cuenta es que los restos de alimentos o bacterias que quedan alrededor del diente entran en el torrente sanguíneo y pueden conducir a la inflamación de tus encías. Y la inflamación puede contribuir incluso a enfermedades crónicas en el cuerpo, como una tensión alta o diabetes.

De hecho, cualquier cosa que sea buena para tu cuerpo es también buena para tu salud oral. La piel hace dos cosas: mantiene la sangre dentro y los gérmenes fuera. Las encías son como la piel. Si te cepillas y las encías están inflamadas, son más propensas a sangrar. Cuando sangran, hay un agujero en la piel que permite que salga la sangre y entren los gérmenes. Así de fácil.

El cepillado y el uso del hilo dental – por lo menos dos minutos – dos veces al día puede ayudar a mantener la inflamación a raya. Hay otros alimentos que puedes incluir en su dieta que también ayudan a mantener la inflamación a raya. Alimentos como rico en Omega-3, remolacha, col rizada, tomates, arándanos y ajo también son conocidos por ayudar a combatir la inflamación. Muchas especias, incluyendo la cúrcuma, la canela y el jengibre, también ayudan.

 

Como ves, hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a tu sonrisa a mantenerse perfecta durante mucho más tiempo. Recuerda que las visitas a un especialista son algo que no puedes eludir. Tu dentista es el que mejor te va a aconsejar acerca de tu sonrisa, y te mantiene al día de las noticias de salud. Cuenta con su profesionalidad!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here